ÀVIDA




Algo se detuvo,
Sentí una ternura inusual,
Esta mañana gris,
A todo cielo…
O a todo mar, según se mire.
El ánimo, de tener todo a mis pies,
Sin pretender!!
Y acaso, eso, de no ver el infinito
Me transforma,
Me trae de vuelta,
Llena los huecos, y los cordones,
De agua limpia y transparente.
Hubiera juntado y bebido agüita
Fresca…
………………………………………………........
Pero es invierno y chillan los huesos,
Oh!! La jarilla repentina, tan árida,
Solita, una semilla que deserta.
Ya estoy en mi,
vuelo en el poema,
Que tengo a mano…

Prouvelarie Ana M.





Comentarios

Entradas populares de este blog

VIAJE...

D...