EL HUECO...



El fuego de las rosas
en un espejismo
de espaldas.
Un oasis obligado en medio del mar,
Un hueco bajo tierra
refrescando el vino de mi padre
que muestra su ojo celeste.
con un carbón tapa el otro,
Media sonrisa, asado.
no se entera
que existen otras cosas,
Come rosas rojas casi frescas,
bebe manies,
sonríe la otra mitad,
hace una seña, y comen sobre
un andamio,
comen viento... y polvo de ladrillo...

Desaparecen o no estuvieron nunca
esos seres.
Una mueca se quiebra, una grieta
la pared parece contenerla...
y por alguna causa quiero irme,
el baldío supera los muros
y se eleva,
todo se eleva.

Prouvelarie Ana M.






Comentarios

Entradas populares de este blog

VIAJE...

ÀVIDA

D...